Saturación de oxígeno

Para entender el concepto de saturación de oxígeno, visualicen que al respirar, estamos introduciendo el aire en nuestros pulmones para que estos capten el oxígeno que contiene y lo traspasen a la sangre, una vez en el torrente sanguíneo el oxígeno debe de repartirse y llegar a absolutamente todas las células de nuestro organismo. Esta función es la principal del aparato respiratorio ya que el oxígeno es necesario para el correcto funcionamiento de la totalidad de nuestro cuerpo y es el responsable de que desde cada órgano a cada célula desarrolle su trabajo de forma adecuada, lo cual no es posible si no están oxigenados debidamente.

Generalmente los individuos sanos presentan unos valores de saturación de oxígeno que oscila entre un 96% y un 99%, cuando estos niveles bajan a una cifra inferior al 90% provoca hipoxemia, que no debe de confundirse con la hipoxia ya que la primera es una disminución anormal de la presión parcial de oxígeno en sangre arterial y la segunda una disminución de la difusión de oxígeno en los tejidos y en la célula. Por el contrario cuando estos niveles se ven incrementados de forma anormal por hiperventilación es posible que haya sido provocada por la ansiedad.

Otro indicador de la saturación de oxígeno es el color de la sangre, ya que debido a propiedades ópticas de la molécula hemoglobina cuando esta libera el oxígeno pierde el color rosado y adquiere un tono más azulado debido a que deja pasar menos la luz roja. La concentración del oxígeno en sangre dependerá de tres factores principales, El oxígeno disuelto, el transportado por la hemoglobina y el porcentaje de saturación de la hemoglobina.

La saturación de oxígeno en sangre es una medida que hace referencia a la cantidad de oxígeno que transportan los vasos sanguíneos en un momento concreto. Hay varias formas de medir la saturación de oxígeno, pero la más utilizada es la forma no invasiva, midiendo la oxigenación arterial con un pulxioxímetro ya que es el método más rápido y los riesgos asociados con la pulsioximetría son prácticamente inexistentes y muy poco frecuentes.

saturacion de oxigeno

Para poder experimentar una presión atmosférica más elevada de lo que acostumbramos, existe un aparato que se infla a presión, y a este espacio cerrado se le denomina cámaras hiperbáricas. Aquí es donde realmente podremos apreciar la saturación de oxígeno.

La presión barométrica es más baja cuanto más elevado del suelo estamos. Esto disminuye el oxígeno a la sangre así como la presión de la misma, a este fenómeno se le conoce como anoxia.

Si a cualquier individuo lo sometemos a una saturación de oxígeno mediante las cámaras hiperbáricas, el nivel que se puede percibir de la presión será de 915 mm Hg. Esto hace que parcialmente aumente la presión de oxígeno y por consiguiente el oxígeno se disolverá en el plasma.

Este tratamiento hace que el oxígeno excedente sea repartido para los tejidos del cuerpo. Esta terapia se pensó con el fin de que el oxigeno que fluye hacia nuestros tejidos sea notablemente mejor.

Dentro de las cosas que ayuda a nuestro organismo es a disminuir la hipoxia y edema. Restaura el metabolismo del tejido isquémico y lesionado, desintoxica aquellos tejidos que estén contaminados, además favorece la inmunidad, y ni que hablar que la oxigenación cerebral se verá sumamente favorecida con esta terapia.

Este tipo de terapias es muy utilizada en personas con parálisis cerebral, con autismo, con lesiones cerebrales, con quemaduras, etc.